NUEVO PARTIDO POLÍTICO NACIONAL

TAREA POLÍTICA
José Luis Santana Ochoa

El domingo 12 de enero de 2020 por la tarde se llevó a cabo la exitosa última asamblea estatal constitutiva del Partido Fuerza Social por México, trascendente evento político celebrado en el Palenque de la Feria de Colima que congregó a más de cuatro mil colimenses de los cuales se registraron ante los representantes Instituto Nacional Electoral (INE) tres mil 678 personas superando con creces la cuota mínima establecida de tres mil, todo bajo la presidencia de Ángel Francisco Palomino Campos, dirigente estatal de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).

Como el león cree que todos son de su misma condición, el diputado centavero que funge como presidente del Consejo Estatal de Morena en Colima, Vladimir Parra Barragán, envidioso de la gran capacidad de movilización acreditada por los organizadores de la asamble dominical de referencia, lleno de santa indignación, se fue por la vía fácil de repudiar “las prácticas de engaño y utilización del nombre de Morena para convocar a las personas a la asamblea constituyente de Fuerza Social por México, como si el sacrosanto nombre de la virgen de Guadalupe tuviera la capacidad de congregar multitudes con tan sólo mencionarlo.

El aliado político de Indira Vizcaíno Silva juzga como es, como siempre ha procedido en su actuar público, baste con recordar el involucramiento indebido de ambos personajes de la picaresca política colimeña, con recursos públicos, en las dos asambleas constitutivas distritales llevadas a cabo hace unos meses para que los cristianos recuperaran su Partido Encuentro Social. La indebida intromisión de la señora Vizcaíno Silva en la vida interna del PES la tiene en la mira de la justicia electoral federal.

“Esas prácticas ( supuestamente atraer a la gente utilizando en vano el santo nombre del Señor, López Obrador) son condenables, vamos a reunir todas las evidencias y denunciar ante las instancias correspondientes para que se lleve a cabo una investigación, puesto que no podemos dejar pasar por alto estas viejas prácticas de engaño, en las que también aprovechan las necesidades y vulnerabilidad de las personas, al ofrecer dinero para lograr el número necesario de asistentes”, sacó de su dolorido pecho quien toda su vida pública ha sido un maestro en tales malas artes: Vladimir Parra Barragán.
Otro a quien le indigestó el éxito alcanzado por los eficaces movilizadores de Fuerza Social por México que en tan sólo dos o tres días lograron convocar a más de cuatro mil simpatizantes de su proyecto partidista, fue Sergio Jiménez Bojado, Presidente del Partido Movimiento de Regeneración Nacional en Colima. Su enojo fue tal que de plano se le fue a la yugular a la senadora de la República por su mismo instituto político, Gricelda Valencia De La Mora, acusándola sin pruebas de haber engañado a los inocentes morenos para que respaldaran “la formación del partido Fuerza Social por México”, sin reparar en que a las horas que se estuvo llevando la asamblea constitutiva de marras ella participaba en otra ordinaria del Consejo Estatal de Morena Colima en la que, según palabras de Parra Barragán, acordaron “seguir fortaleciendo nuestro partido movimiento respondiendo a la convocatoria de la presidenta nacional del Consejo, Berta Luján, para organizar y profundizar la defensa de la #Cuarta Transformación#. ¡ No po’ sí¡

En lugar de buscarle ubres a las culebras, Parra Barragán debe cumplir el compromiso públicamente adquirido con los electores de rebajarse su sueldo y prestaciones en un 50%, dejar de prestarse al juego político del priísta Rogelio Humberto Rueda Sánchez y no seguir succionando a discreción el presupuesto del Congreso del Estado. Por su parte, Jiménez Bojado debe ponerse a trabajar y aceptar sin hacer gestos la competencia de otros partidos políticos como Fuerza Social Por México, máxime que éste es filo lopez obradorista. ¿O No?

EL ACABO
El Partido Fuerza Social por México llegó para ser protagonista en las elecciones federales de 2021 concurrentes con las locales. Más les vale a Vladimir y a Sergio ponerse flojitos y cooperando, pues hasta de aliados podrían ir con aquél los morenos.